¡Buenas people!

Aquí un servidor de nuevo con un artículo que, aunque todos los que nos dedicamos al marketing digital y community management debemos saber, no está de más contarlo para aquellas personas que se inician o necesitan reciclarse y requieren de ayuda para empezar.

Un plan de social media es aquello que debes realizar antes de ponerte manos a la obra con las redes sociales, ya que gracias a ello obtendrás datos muy definidos de cómo quieres hacer las cosas, qué tipo de contenidos son los que mejor captan la atención de tu audiencia, conocer los intereses de tu público, tus buyer persona, etc…

Puntos muy claros que sacarás del plan de social media que establezcas, con pautas y estrategias definidas con el fin de lograr los objetivos que te hayas marcado, tanto a nivel de posicionamiento, visibilidad, ventas u otros motivos.

Dicho ésto, debes tener claro que es tarea de un profesional o persona que se haya formado correctamente, el cual podrá obtener los mejores resultados e incluso mejorar las expectativas creadas.

Si quieres formarte, te dejo aquí un articulo que puede serte de ayuda.

Para no enrollarme más, ya que es un tema complejo y que requiere tiempo y dedicación de lectura y entendimiento, vamos allá con el plan de social media.

Aprende cómo realizar un plan de social media básico para tu empresa Clic para tuitear

PLAN DE SOCIAL MEDIA

Todo plan se define en unas fases dentro de un proceso con el que se pretende la ejecución de unos objetivos medibles y realistas.

Cada fase requiere de estrategia, que bien trabajada te dará unos resultados óptimos y fiables con los que manejar tus acciones.

Puntos a tratar:

  1. ANÁLISIS DE LA SITUACIÓN
  2. DEFINICIÓN DEL PLAN
  3. EJECUCIÓN DE LA ESTRATEGIA
  4. MEDICIÓN DE RESULTADOS

ANÁLISIS DE LA SITUACIÓN

En ocasiones pensarás que, si tu marca no está en redes sociales, raro es que hablen mal de ella o que no se diga nada en el mundo online. Déjame decirte, que no es así.

Debes monitorizar (si no lo has hecho ya) todo lo referente a tu marca, saber qué se dice de ti como marca empresarial o personal como puedes ver en este artículo que te hablo del SOCIAL LISTENING, y darte cuenta de si tu reputación es buena o se ha generado un aspecto negativo por algún suceso o simplemente una mala atención a los clientes.

Al analizar la situación dentro de tu plan de social media, lo que debes tener claro es que tu primer punto es la META, ya que definirá tus acciones, porque es lo que quieres hacer, y el OBJETIVO es el resultado que deseas obtener.

Define tu meta para lograr el objetivo. Sólo así el plan puede funcionar. Clic para tuitear

Llegado a este punto, ahora sí puedes proceder a realizar una auditoría de social media donde principalmente conocerás datos como:

 

Posicionamiento web, UX (user experience) y usabilidad. Gracias a herramientas potentes como Google analytics, ahrefs, semrush, analizarás al completo la web que dispones extrayendo datos tan interesantes como la visibilidad orgánica, de dónde procede el tráfico de tu web, las palabras clave, el impacto que se tiene, el enlazado interno y externo, cómo posiciona, la velocidad de carga, si tiene fácil navegación, la facilidad de uso, etc. Son datos que en una primera instancia te permite comprobar el estado de salud de tu web y qué funciona mejor.

 

Reputación de marca. En este apartado debes hacer hincapié en todo lo referente a tu marca en redes sociales. Existen diversas aplicaciones con las que poder analizar los distintos perfiles, yo personalmente recomiendo metricool, porque es muy completa y por su facilidad de uso. Extraerás los datos que consideres más importantes para estar al día sobre la reputación que tu marca tiene en redes sociales

 

Enfoque de contenidos. Habiendo analizado los puntos anteriores, es aquí cuando defines la manera en que vas a dirigirte a tu público (formal vs informal) cuando diseñes los contenidos que mostrarás con el fin de lograr la atención y el interés que se busca.

 

Buyer Persona. Tu público está ahí, pero debes saber quién es. Tras el análisis efectuado, debes proceder a realizar el perfil de tu cliente tipo, aquel al cual tienes que dirigirte y que mostrará interés por tu marca o servicios. El buyer persona es el retrato ficticio que harás de tu público. Te permitirá conocerle mejor y concretar el diseño de los contenidos para obtener mejores resultados.

  • Puntos a tener en cuenta:
    • Investiga para obtener datos cuantitativos y cualitativos acerca de tu audiencia, y si es posible, haz preguntas, entrevistas, etc…
    • Saber cuál es su comportamiento.
    • Cómo te buscan y cómo te encuentran.
    • Qué palabras clave utilizan.

Con los datos que extraigas, la información que te reportará es grandiosa, ya que sabrás acerca de sus nombres, intereses, datos demográficos, profesiones, preferencias, logrando concretar aun más el perfil idóneo para tu marca.

 

Competencia. El análisis de la situación interna es perfecta para conocerte y saber más acerca de tu empresa o marca, pero a su vez, hay que analizar a la competencia, a quienes consideres que de manera directa vas a luchar por hacerte un hueco en el mercado y “robarle” futuros clientes. Debes conocer la estrategia que están llevando a cabo en redes sociales y en todos los medios que tengan presencia, para saber qué hacen y cómo lo hacen. Eso no significa que lo que les funcione a ellos, a ti te va a funcionar, pero te permitirá tener una idea de cómo enfocan su marca en el mundo digital y cómo gestionan su presencia.

  • Debes tener una serie de aspectos muy en cuenta:
    • En qué días y horas publican.
    • Con qué frecuencia lo hacen.
    • El tráfico que les llega a la web y desde dónde.
    • Cómo interactúan con sus seguidores.
    • El alcance que tienen sus publicaciones.
    • Los hashtags que utilizan.
    • Tipo de contenidos (vídeos, newsletters, …)

Gracias a ésta información puedes saber cuál es el plan de contenidos de tu competencia y qué estrategia publicitaria están llevando tanto a nivel de Google (Google ads) como en redes sociales (Facebook e Instagram ads), haciéndote una idea de si realizan una inversión continua en publicidad para mantener el interés y la muestra de servicios, o sólo es de forma esporádica cuando necesitan anunciar algo nuevo.

 

DAFO. Como bien sabes, una empresa sin un DAFO está perdida. Al haber recopilado muchísima información en los puntos anteriores, es momento de ubicarlos en su sitio para poder analizarlos. Con él mides las debilidades, las amenazas, las fortalezas y las oportunidades de tu marca o empresa, por eso es tan necesario dentro del plan de social media.

 

    • DEBILIDADES: Es aquí donde debes conocerte a nivel interno y preguntarte en qué estás más flojo con respecto a tu competencia. Si has tenido malas experiencias en redes sociales u otros planes de social media por distintos motivos, si tu inversión en publicidad es muy poca, si no dispones de presupuesto para utilizar herramientas de pago que faciliten tu trabajo y análisis, todo aquello que crees que a la hora de empezar estarás un escalón por debajo de quien ya dispone de más recursos.

 

    • AMENAZAS: En este punto analizas los factores externos que pueden afectar a tu empresa y que en ocasiones no puedes controlar, como la aparición de nuevos competidores, cambios en el sector, publicidad más costosa, dificultad para destacar contenidos en redes sociales.

 

    • FORTALEZAS: Debes poner en valor y realzar en qué eres o sois buenos. Potenciar con recursos y el presupuesto que se destine en publicidad, a crear contenidos de valor idóneos para tu audiencia. Mostrar con todo lo que tengas a tu alcance, por qué tu y no tu competencia.

 

    • OPORTUNIDADES: Aquí es donde más atento debes estar a lo que ocurre en redes sociales. Qué oportunidades de negocio aparecen, nichos de mercado que su coste de publicidad encaja con tu presupuesto, recursos más asequibles pero con calidad excelente y acorde a lo que espera de ti tu público, y facilidad de respuesta ante cambios que se produzcan en el sector y logres adelantarte a tu competencia.

Un DAFO es primordial para tu empresa, conocerte y saber más acerca de tu alrededor. Defínelo y continua adelante. Clic para tuitear

DEFINICIÓN DEL PLAN

Después de haber realizado todo el análisis interno y externo de nuestra empresa, debes dar paso a crear y definir el plan de social media.

Pasas a saber cuáles son los objetivos que marcarán tu forma de actuar en redes sociales.

Estos objetivos irán basados en función de a quién te diriges, dónde establecerás tu presencia digital y de qué forma estarás en cada red social para destacar sobre tu competencia.

Deberán a su vez ir sincronizados con toda tu estrategia y los objetivos que quieras lograr en la empresa, sino cualquier acción no tendrá el resultado que deseas.

 

Los llamamos objetivos SMART, ¿por qué?

  • S – Específicos: Son aquellos que puedes analizar en base a unos aspectos como el qué, el quién, el dónde, el cómo, y el cuándo. Son objetivos fácilmente alcanzables en el plan de social media.
  • M – Medibles: Debes poder medir y analizar en números lo que se está haciendo y si se logra el resultado que marcaste. Debe ser un aspecto cualitativo a tener en cuenta.
  • A – Alcanzables: Sé consciente de tus límites al empezar, y no te vuelvas loco. Ve a por la meta que te has propuesto despacio y con el fin de llegar a alcanzarlo. Un objetivo alto nos creará desesperación y frustración.
  • R – Realistas: Al igual que el punto anterior, márcate objetivos con los cuales te veas capaz de asumir y lograr. De poco sirve pasar de no tener presencia a que en una semana quieras ser reconocido mundialmente. Todo lleva un proceso y deben ser pasos realistas con los que conseguir el objetivo.
  • T – En tiempo: Al igual que mides y analizas los objetivos marcados, éstos deben establecerse en un tiempo determinado, de manera que en un periodo concreto puedes ver la evolución de aquello que has estado haciendo.

Los objetivos SMART nos dan claridad sobre lo que queremos y cómo, bajándonos de las nubes y poniendo en práctica estrategias asumibles. Clic para tuitear

Una vez que en la configuración de tu plan de social media tienes los objetivos marcados, el siguiente paso es saber qué estrategias vas a utilizar para poder alcanzar esos objetivos donde vayas a tener presencia y de qué manera quieres estar en ella.

 

Debes investigar para sacar tus propias conclusiones y ver que es lo que mejor puede encajar en lo que diseñes.

 

La publicidad pagada (SEM) y el email marketing son dos técnicas que funcionan muy bien, pero es cierto que existen canales que pueden nutrir de más contenido diario y enfocado a cada red social, como el marketing de contenidos.

 

El marketing de contenidos permite que, gracias a un blog y un buen desarrollo de las redes sociales, las publicaciones que realices a tu público objetivo tengan el alcance y la visualización que necesitas al principio.

 

Como te he comentado, con la publicidad pagada, en este caso enfocada en redes sociales, que podría ser Facebook e Instagram ADS, te permites creando un funnel de ventas y una buena segmentación, que aquellas acciones que realices tengan mayor visibilidad y mejor resultado.

 

A esto puedes sumarle otro tipo de estrategias las cuales se enfoquen en el vídeo, como webinars, tutoriales o masterclass donde puedas visualizar aquello que haces, lo compartas con tu público, tengas notoriedad, te vean como un experto y posteriormente te permita enlazarlo con la venta que quieres efectuar y que esto se convierta en una compra.

 

Definido y concretado en un plan de contenidos que te permita a ti y a tu equipo informarse sobre la frecuencia con que se publicará en los medios acerca de tu marca y lo que se va a realizar, siendo de referencia. En él aparecerán los siguientes apartados:

 

  • Tu público objetivo (buyer persona definido).
  • Canales a utilizar para difundir los contenidos.
  • Palabras clave, aquellas que identifiquen a tu marca o sector.
  • Frecuencia con la que publicarás, siendo diario, semanal o mensual.
  • Formato de los contenidos, si son texto, visual como fotos o vídeos, etc…

EJECUCIÓN DE LA ESTRATEGIA.

Este punto del plan de social media en el cual ya has analizado la situación de la empresa y has definido el plan, es hora de ponerte manos a la obra para decidir de qué manera vas a distribuir los contenidos que has preparado para cada canal, qué herramientas serán las adecuadas para sacar el mayor partido y cual será tu punto de partida.

Planifícalo bajo un calendario de contenidos que permita llevarlo al detalle y de manera continuada, pudiendo luego saber qué se ha hecho, en qué momento y cómo, para analizarlo y sacar conclusiones en tu plan de social media.

 

Pasos a seguir:

CALENDARIO EDITORIAL. Punto esencial en la estrategia del plan de social media. En él establecerás los puntos más importantes para tu marca, para saber qué quieres y cómo. Hazlo en una tabla de Excel como la que te dejo aquí y que espero pueda serte de ayuda.

 

cloud download icon DESCARGAR CALENDARIO EDITORIAL

 

HERRAMIENTAS. Las aplicaciones tanto si son de pago (mejor porque las opciones son mayores) como si son gratuitas debes elegirlas en base a lo que quieres hacer y si crees que pueden aportar y darte la solución que necesitas.

    • Tienes herramientas con las que la comunicación y la planificación será idónea como Trello, Slack o Asana.
    • Si no eres un experto en diseño gráfico a la hora de crear contenidos, no te preocupes, a día de hoy existen aplicaciones que te facilitan la tarea y si te ves capaz o tienes un profesional del diseño, las mejores opciones son Illustrator y Photoshop. Lo dicho, si no te manejas mucho o no tienes quien te lo pueda hacer, aplicaciones como Canva, Crello, Desygner, Adobe Spark, Unfold o Giphy son herramientas muy buenas y con muy buen resultado.
    • Con todo lo que hagas, deberás utilizar aplicaciones que permitan monitorizar y analizar lo que haces en cada red social. Yo en este caso te recomiendo Hootsuite y Metricool, son las que yo utilizo y son una maravilla.

 

PRESUPUESTO. Ten claro que para que puedas ejecutar el plan de social media, debes saber con qué presupuesto cuentas para poder llevarlo a cabo, de lo contrario es un error y puede suponerte perder más que ganar.

    • Piensa en los imprevistos, en los gastos como herramientas o extras con los que no contabas que serán necesarios.
    • La publicidad es un gasto imprescindible para empezar y darse a conocer o posteriormente mantener tu marca en constante visibilidad. Tenlo en cuenta.

Define lo que crees que es mejor invertir y revísalo de manera periódica para ver como van los ingresos frente a los gastos y si debes tomar medidas. Clic para tuitear

MEDICIÓN DE RESULTADOS.

Has hecho todos los puntos anteriores y ahora te preguntas, ¿cómo se qué funciona o cómo puedo ver si lo que hago da resultados?

Pues bien, es hora de que midas y analices los aspectos fundamentales de cada canal que has decidido en tu plan de social media.

Todos éstos KPI´s o indicadores te darán datos basados en los objetivos que te habías planteado y las acciones que has puesto en marcha.

 

TRÁFICO WEB:

    • Páginas vistas.
    • Total de páginas vistas.
    • Visitantes únicos.
    • Porcentaje de rebote.
    • Usuarios nuevos.
    • Duración media de la sesión.

Estos son algunos aspectos a tener en cuenta, pero pueden variar en función de lo que más te interese analizar y de lo que extraer datos relevantes para tus objetivos.

 

REDES SOCIALES:

    • Comentarios recibidos en publicación.
    • Alcances generados.
    • Veces compartido un contenido.
    • Frecuencia de publicación.
    • Interacciones creadas.
    • Clics en URL´s.
    • Cantidad de menciones.
    • ROI (retorno de inversión)
    • Engagement (total interacciones entre total seguidores por 100)

Puedes definir muchos más puntos, pero eso dependerá de lo que decidas analizar y cuáles pueden ser más importantes para tu negocio y para lo que hagas a tu público objetivo.

También debes tener en cuenta que en cada red social es distinto, ya que en otras redes como Twitter valorarás los retuits o me gusta o en Instagram los repost, los me gusta, los clics en el perfil, los seguidores, etc… Cada red social es distinta y cómo tal debes valorarla y utilizarla.

 

PUBLICIDAD:

    • Número de alcance obtenido por campaña o conjunto de anuncios.
    • Las veces que se hizo clic en el anuncio.
    • El CPL o coste por lead.
    • El CTA o las ventas generadas en función del coste.
    • El ROI o retorno de la inversión realizada en publicidad en redes sociales.
    • Visitas a la Landing Page y cuales realizaron algún tipo de acción.

Éstos puntos se consideran imprescindibles para que tengas una primera valoración de las acciones realizadas en las campañas de publicidad.

 

Al igual que en los otros apartados, tendrás que valorar si necesitas más datos y ver lo relevantes que pueden ser para tu negocio y los objetivos que te has planteado a la hora de realizar publicidad.

 

Cuando obtienes los datos que has analizado, los KPI´s como indicadores de tus objetivos, te permitirán plantearte si las acciones que se han estado haciendo dan los resultados que esperas para el plan de social media que has estado preparando.

 

Todos ellos están definidos en base a objetivos y por cada red social, ya que debes evaluar los datos extraídos, saber interpretarlos y a partir de ahí prever nuevas situaciones y mejoras aplicables a tu plan de social media.

 

Cuando interpretes los resultados, ten en cuenta:

    • Si ha salido como esperabas.
    • Si no hay avance y por tanto no funcionan las acciones realizadas, por tanto, buscar lo que no funciona y mejorarlo.
    • Si es mejor de lo que esperabas y por tanto decides seguir en el mismo camino.
    • Si te planteas nuevas vías de acción.

Con los resultados en la mano, la toma de decisiones es mucho más fácil, pero a partir de aquí ya tienes y sabes cómo debes actuar y en qué buscar medidas para mejorarlas, solucionarlas o modificarlas por completo.

Mide, analiza y extrae conclusiones. La mejor forma de ver si tu plan de social media funciona o debes tomar medidas. Clic para tuitear

CONCLUSIÓN.

Llegamos al final. Con estas pautas puedes empezar a crear un plan de social media básico.

Son muchos más apartados los que podrás añadir en la realización del plan, pero si quieres empezar de cero, éste es un buen punto de partida, teniendo claro qué debes hacer, cómo y de qué manera interpretarlo.

Espero que te haya gustado, me comentes qué te parece y qué añadirías.